22 Oct, 2018

Curiosidades de algunos dispositivos que usas en el coche

Curiosidades de algunos dispositivos que usas en el coche 1920
22 Oct, 2018

Curiosidades de algunos dispositivos que usas en el coche

Todos los días nos subimos al coche y ponemos el intermitente sin darnos casi cuenta, lo mismo pasa cuando miramos el retrovisor o accionamos el limpiaparabrisas. Pero estas cosas no siempre estuvieron en los coches a disposición del conductor.

Antes bastaba con indicar con los brazos la dirección que se iba a tomar para advertir a los demás conductores, pero en 1914 la actriz Florence Lawrence comenzó a aficionarse por el mundo del motor, lo que la llevó a idear la primera señal de giro automática, que consistía en un dispositivo colocado a ambos lados del coche que  podía elevarse o bajarse mediante pulsadores eléctricos.

Esto no fue todo, también se le ocurrió colocar una señal de STOP en el guardabarros trasero que aparecía automáticamente al pisar el pedal del freno.

No patentó ninguna de sus ideas, por lo que los fabricantes comenzaron a montarlos sin problemas.

El primer retrovisor salió de un bolso. Dorothy Levitt, la primera mujer piloto que ganó una competición y que en un libro que escribió en 1909, recomendaba usar un espejo de mano mientras se conducía para poder mirar hacia atrás de vez en cuando durante el trayecto. Pero no fue hasta la primera edición de las 500 Millas de Indianápolis en 1911, donde el piloto estadounidense Ray Harroun, ganador de esta carrera, incorporó a su vehículo un espejo que le permitía controlar la posición de sus rivales durante la competición, algo que por entonces hacía el mecánico que acompañaba al conductor.

El limpiaparabrisas también es idea de dos mujeres:

La primera fue Mary Anderson, que en el invierno de 1903, y mientras viajaba en tranvía por Nueva York, se percató de que el conductor se detenía cada poco para limpiar de agua y el hielo del parabrisas. Fue entonces cuando Anderson comenzó a trabajar en una lámina de goma unida a un brazo metálico y con una conexión que permitía accionarla desde la cabina a través de una palanca, para evitar que el conductor tuviera que salir a limpiar el vidrio.

La segunda mujer fue Charlotte A. Bridgwood, una actriz de vodevil conocida con el nombre artístico de Lotta Lawrence, madre de Florence Lawrence, la precursora del intermitente, ya que patentó en 1917 un limpiaparabrisas accionado mediante un motor y que limpiaba tanto el lado exterior como el interior del vidrio.

Ya en 1969 apareció el primer sistema de limpiaparabrisas intermitente montado en un Ford. Parece que su creador era tuerto y no conseguía conducir bien cuando llovía, por lo que se le ocurrió la idea de que los limpiaparabrisas pararan durante un segundo, imitando el parpadeo del ojo humano.

 

Fuente: motor.elpais.com

 

Quizás también te interese…

¿Conoces la historia de las Flechas Plateadas?

¿Qué neumáticos debemos usar en invierno? Los de invierno o los tradicionales

Cuidado con la lluvia y el coche

 

«
»